© Alejandro Durán Mediavilla


Todas las películas de esta web están producidas y dirigidas por el artista Alejandro Durán Mediavilla (www.alejandroduran.es).


Alejandro Durán (Sevilla, 1978), es un destacado artista perteneciente a la nueva generación de pintores sevillanos (www.alejandroduran.es). Paralelamente al desarrollo de su obra como artista, ha trabajado en el sector de contenidos y diseño de películas para planetarios desde 2005, contando con una trayectoria de más de 10 años de experiencias. En este sentido, Alejandro Durán, se ha especializando en la didáctica infantil, con el ánimo de proporcionar a la docencia de una herramienta única para la enseñanza: divertida, creativa, emotiva y vivencial.

En su trayectoría, con más de una veintena de películas, ha trabajado en películas como "Explorando el Sistema Solar", "El Mundo Anillo", "Tras la pista de la Energía", "Física y Química: En clase de Historia", entre otras producciones.

Una mínima reflexión, por Alejandro Durán:

La importancia del arte en la formación a edades tempranas proporciona una serie de valores y actitudes creativas que nos ayudan a afrontar la vida y a las relaciones humanas, la educación artística vista desde la amplitud necesaria, nos ayuda a comprender la realidad y a valorar el mundo que nos rodea como individuos. Una formación artística correctamente canalizada va unida al perfeccionamiento de muchas cualidades físicas y psíquicas (inteligencia emocional) en especial en edades muy tempranas. Las impresiones artísticas que recibe un niño pueden perdurar en su memoria toda la vida y en consecuencia, aunmenta las posibildades de que en su edad  adulta valore con mayor interés las experincias artistas y su empatía con su entorno: artes plasticas, música, teatro, cine, literatura, etc. Es por ello que la educación estética debe considerarse como una parte intrínseca en la formación de las personas a temprarna edad. 

Desde mi etapa como estudiante en la facutad de BBAA de Sevilla, siempre he mostrado un especial interés en los métodos de educación artistica y la vías por las cuales se han fomentado y transmitido los conocimientos en torno a la cultura. En 2005, entré en contacto con un soporte muy empleado en la divulgación científica aunque popularmente muy poco extendido, los planetarios optomecánicos móviles, centrados especialmente en la difusión de la astronomía. En aquel entonces, los planetarios se empleaban en los centros escolares y sus contenidos y recursos eran muy limitados, no obstante, tras varias experiencias con estas herramientas comencé a investigar y a desarrollar las posibilidades de este tipo de plataformas de la difusión de la cultura, la ciencia e incluso la valoración como herramienta terapéutica (arte terapia). Desde el primer momento observé que los planetarios tenían una gran capacidad de comunicación sobre el público asistente y comprendí que, especialmente en los menores de 3 a 12 años, el planetario era una herramienta que permitía jugar a la vez que se asimilaban conocimientos a través de una experiencia completamente sensorial, y por lo tanto, la asimilación de los contenidos era rápida, eficaz y divertida para los menores de edad.

Tras 10 años de trabajo continuado en el desarrollo e investigación de contenidos para planetarios, en 2016 lanzo un proyecto propio bajo la marca BUOFULLDOME. Este proyecto presenta una sería de películas de animación infantil de apoyo a la educación en edades tempranas.

Alejandro Durán